Seguidores

sábado, 17 de marzo de 2012

Exilio

expr:id='"post-body-" + data:post.id' itemprop='articleBody'>
Regreso a casa con las manos vacías
Con el temple de un asesino
Como un lobo queriendo comer a una oveja
Con la cara sucia
Con el desaliento viviente
Con la llama apagada


Y pensar que al ir hallaría la felicidad
Si la felicidad esta en cualquier lugar
Por más pequeño que sea
Si es un momento fortuito de la vida
Sagaz
En movimiento como un péndulo


Formo con mis manos un telescopio
Miro lo lejano
Lo cercano
Me doy la vuelta
Recelosa


Te contemplo con las manos en la quijada
Es que yo no sé…
Yo no me sé hoy,
Yo no te sé  hoy,


He comenzado a mover los hombros
Es que la sensualidad del estar me atrapa
Me mesura, me encadena, me desata


He pensado en voltear los pulgares hacia mi frente
Y hacer el viaje a lo profundo
Ensimismarme por unos segundos
Tan solo unos segundos…
Quizá así recupere cabrío, fuerza
 

Descenderé entonces del sueño infame
Y atraparé a la oveja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario