Seguidores

martes, 15 de mayo de 2012

expr:id='"post-body-" + data:post.id' itemprop='articleBody'>
LIBERTAD

Hoy vuelvo a escribir
Antes de que las palabras se las lleve el viento.
Yo soy libre como ave de su propio vuelo
...
Yo no tengo a donde ir
No tengo casa, no tengo dueño.
Tengo un hogar dichoso y transparente.
Hago mi morada a donde quiera que me dirija.
Es más humano, más vivo, más fértil.
Vivir del viento, vivir a gracia de todo y de nada.
Soy una soñadora volátil, salto de sueño en sueño
Profano más de mil ilusiones.
Despego a diario, pero piso fuerte cuando bajo.
Vengo del cielo y al cielo voy, y no soy un ángel.
Tan solo soy lo que la palabra connota,
Lo que quieras ver, si acaso ves.
Y aunque digas soy,
Tan solo mis pasos y mi camino pueden hablar.
Le cedo la palabra al tiempo que dirá que será,
Que susurrará a mi oído lo que pasará.
Y yo me voy bailando,
Me voy cantando,
Como quiera que vaya, a donde quiera que vaya,
No es mi boca la que habla, es mi corazón.

martes, 8 de mayo de 2012

Cuando yo ya no este

expr:id='"post-body-" + data:post.id' itemprop='articleBody'>
Cuando yo ya no este

No olvides poner los platos y las copas

No olvides servir la lasaña y el vino.

Brinda por ti y por mí.



Cuando yo ya no este

Estará mi amor a lo lejos

Amor al viento y al tiempo.



Cuando yo ya no este

Procura alimentarte 

Así seré feliz al verte con bien.



Cuando yo ya no este

No te parezcas a mí,

En nada te parezcas a mí,

No intentes ser y simplemente se.



Cuando yo ya no este

No olvides leer esta carta

Y actúa como si yo estuviera presente

Es decir sin tristeza.



Cuando yo ya no este

Procura reír de la vida

Reírte de ti mismo cuando equivoques

Así sentirás la suavidad de las caídas.

Y no seas como yo,

Con pocas ganas de quedarte.



No te parezcas para nada a mí.

Solo pon los platos y las copas

Bebe y come como si yo ahí estuviera.


lunes, 7 de mayo de 2012

Te quiero más de lo que puedo admitir

expr:id='"post-body-" + data:post.id' itemprop='articleBody'>


Me intriga que no llames

Pero te quiero más de lo que puedo admitir

Quizá dé tiempo al tiempo,

Y sea quien decida por mí en esta absurda situación.



Pero la vida está llena de absurdos,

Los pedacitos de cielo

Llenan absurdos.

Mis absurdos de cotidianeidad

De desamor,

De falta de mucho.



Después de un tiempo

Descubro que me sobra demasiado,

Pero te quiero más de lo que puedo admitir.



Y comienzo amarte en el silencio,

De tu mansa sombra,

De tu cuerpo efímero,

Y comienzo amarte en la mudez

En la sordidez de todo.



Decido,

No decir ni una palabra

A nadie de nada

Ni a ti ni a mi guitarra



Me quedo yo

Con este amarte así

En silencio,

Del prófugo viento

Me quedo así amándote más de lo que me puedo admitir.



Yo qué se? Qué vendrá?

Quién vendrá?

Yo qué se? Que cuerpo rosara tu piel

Yo qué se? que voz te dirá que te ama

Yo que sé a quién vos le dirás te amo.



Yo no sé entonces que será

Ni quiero tal vez saberlo.

Yo solo sé que te quiero más de lo que puedo admitir.



Entonces yo le platico a la estrella que me vio aquella noche

Le confieso a mi madre la luna ¡me he enamorado!

Le canto a mi guitarra lo he dejado

Y en mis noches sombrías abrazo a mi almohada

A mis pedacitos de nada

Que llenan mis absurdos

En este invierno sin ti



En parte yo he decidido

En parte tú has decidido

No puedo cambiar a nadie

No puedo gobernar su querer

Por eso guardo silencio

Por eso me trago este amor

Por eso te quiero más de lo que me puedo admitir.



No niego que anoche soñé contigo

No niego que al sentarme siento tu presencia

No niego que a veces respiro tu aroma sin tenerte aquí

No niego que juego con tus cabellos en mi fantasía

No niego que he soñado contigo una  y otra vez

No niego que te escribo cuentos y canciones

No niego que te dedico este poema de mi desamor

No niego que aquella vez estuve ahí por que quise

No niego que demostrarte un poco de mi era para saciarte

No niego lo que puedo entregar



Lo que niego y rechazo es que tu no sientas lo mismo

Por eso…

Te amo más de lo que me puedo admitir.

Porque un amor sin amor no se puede admitir

Porque es amarse menos,

Y es una bajeza dejarlo todo por quien no te ama.

Y es una vileza no esperar a lo que vendrá.

Y aunque yo no sé quien vendrá.

Esperaré,

A veces sentada,

A veces callada,

A veces riendo

A veces,  otra vez soñando,

A veces hablando

O tal vez en mi costumbre caminando.

viernes, 4 de mayo de 2012

Fumando espero

expr:id='"post-body-" + data:post.id' itemprop='articleBody'>



Fumando espero

Atañendo lo que puedo

Atañendo tú recuerdo.



Fumando espero

Que en el humo se dibujen nuestros cuerpos

Fumando es como más te quiero

Es cuándo más te extraño

Es cuando más te echo de menos



Liando tabaco tras tabaco

Sin la mujer del tango

Es triste fumar sin ella




Así es como viene devuelta mi melancolía

Cual boomerang provocativo y con venganza

¿He hecho algo mal?

Antes de obtener respuesta

Daré jalón tras jalón a este tabaco



Espero un día regreses

Por esa puerta

Y fumemos los dos juntos mientras dibujamos
nuestros rostros en el humo

Mientras nos amamos.



Es tan triste el último suspiro

Es cuando sé que esto es una utopía

Pero déjenme soñar despierta

Sobre todo tú, amor níveo.

martes, 1 de mayo de 2012

Espera

expr:id='"post-body-" + data:post.id' itemprop='articleBody'>
Esta vez no seré yo quien llame a la puerta, y tal vez sea cierto que vos jamás me amaste, pero por ahora dejo en paz esta idea que ante el vacio me parece absurda, pero el tiempo vuela con alas de ángel, con el aire pasando por los árboles, arrastrando olores a pino fresco y a fruta podrida. En realidad no me importa porque el tiempo siempre pasa, sin detenerse aunque uno clame perdón, y sé que ese mismo tiempo me traerá nuevas tempestades, lo sé.  Y sé también que tal vez piense que no me amaste mirándome al espejo con las cejas decididas e indolentes, con los rasgos lisos y la mirada del café sin brillo, pero tampoco profundo y oscuro.

Sé que estoy a unos dedos de apretar botones y relatarte historias, y susurrarte al oído no me permitas esto,  pero estoy también al paso de la puerta que me incita a salir de este castillo con rejas, de esta negra vida con replicas lastimeras y odiosas, con una superficie en forma de tu boca donde la lengua es dura y tosca, escupiéndome en la cara lo que cree que soy, sin embargo yo he plantado flores en las orillas del camino anidando como esperanza el salir de este tiempo turbio, aunque no me promete mucho, me refiero a cuidarles y con ello algo me darán, es cuando empieza el juego como una ruleta,  un intercambio, aunque no se que dar a cambio, no creo que quiera mis penumbras, seguro se marchitarían sus flores y el amor dejaría de crecer, y no quiero que eso ocurra.

Por ello busco encontrar las llaves para estos candados, y permanecer con la boca cerrada pero no endurecida, con la mirada fija y los pies descalzos para sentir esta tierra, y no sentirme extraña, para hacerme del mundo y el mundo se haga parte de mí. Abandono la burbuja que tarde o temprano se rompería, emprendo un viaje sin espera de nada, y sin embargo es cuando este cielo y esta vida te dan más.

Pienso en que un día dejes de darle cuerda a esa cabeza pensante, y solo pienses enteramente lo que realmente es, poder distinguir a uno del otro y amar con las diferencias, ojala un día lo entiendas para ese entonces yo también entenderé lo que haya que entender.