Seguidores

miércoles, 24 de octubre de 2012

Lo que cabe en una tumba

expr:id='"post-body-" + data:post.id' itemprop='articleBody'>



El cigarro, la sed, el aliento, un cuerpo inerte, la sonrisa de un niño, el dolor que causa arrancarse un recuerdo, el beso tallado y transparente, la lagrima que brota del silencio de una dama, de un verdadero hombre.

Lo que cabe en una tumba, es más que el cuerpo inerte sin vida; Es una vida, que se escapa a otro mundo y que en su viaje penetra en al aire para quedarse fijado en la voz del recuerdo, de quien vio a ese cuerpo en movimiento, de quien le vio sonreír, llorar, amar, fumar el cigarro, decir que si y que no, quien lo miraba pasar, hablarle, o quererle hablar porque el amor se le saltaba del pecho para perseguirlo.

Lo que cabe en una tumba es tan solo un cuerpo, porque la tumba se llena y se rebasa que lo único que cabe es el cuerpo sin vida, lo demás es cuestión de ti, de formar un corazón con las manos para mirar ahí con los ojos, lo que aún está.

Te regalo esto, te regalo lo que no conozco amigo, abre el regalo y mira lo que se conserva aunque pasen los días, los meses, los años, si no lo crees aún, un día lo creerás por ti mismo. Esperaré… aquí esperaré.
 


 





No hay comentarios:

Publicar un comentario