Seguidores

miércoles, 5 de junio de 2013

Sensación fugaz

expr:id='"post-body-" + data:post.id' itemprop='articleBody'>

Cuando me rompí me salieron alas

por un instante sentí la unión y separación,

juntas, tomadas de la mano bailaban;

más luego la separación ganó,

como el primer día en que abrimos los ojos.

 

Por dentro me encogía,

mi mente se acomodada como un coralillo,

mi alma atravesada tenía sueño y quería dormir en posición fetal

pero al llegar el día, de mi surgió una dama rota,

ella dormía en mí y se cobijaba con las estrellas…

callaba por el día para sollozar por la noche,

nadie supo más de mi desde aquel día.

 

Jugamos a contratiempo

Nuestras sombras se besan…

Los instantes vuelven cuando se les nombra con la mente

Luego se esconden entre las paredes,

Susurrando te digo ¡es por eso que las paredes oyen!

 

Entérate…

somos igual que los botones de una flor amarillis rubí

la sangre nos recorre de ese mismo rojo,

el dolor se avecina y brotamos

nuestra cara sucia y manchada de cada abismo se entristece

pero luego se limpia, sola, por si sola.

 

Cada tiempo tiene su amor

su víspera, su retorno y su ida

a cada flor le toca nacer

y le toca partir…